Oración de serenidad y tranquilidad

 

Gracias padre amado, por darme la paz que siento en mi corazón,

Por ser en mí una nueva persona padre amado te doy las gracias,

Gracias por darme la fortaleza para ser cada día mejor

ante los obstáculos que se me han presentado,

Todo lo dejo en tus manos mi señor,

Gracias por dejarme vivir confiado con tu infinito amor,

Blíndame con tu amor padre amado,

Hazme una persona sabia para sobrellevar cualquier carga,

Ante cualquier situación, cúbreme de tu serenidad y tranquilidad absoluta,

Gracias por escucharme, y por no abandonarme cuando más te necesito,

Gracias por alzarme ante tu presencia padre amado,

Por tu infinito amor, seré fiel a tus plegarias padre celestial,

Mantenme firme ante cualquier adversidad,

No me abandones padre amado, que en tus brazos me siento confiado,

Si algún día fallo, señor perdona mis errores no soy perfecto,

ayúdame a corregir y seguir tu enseñanza,

Oh padre amado, con tu amor y bondad me siento realizado,

Tuyo es el reino señor, sea tu voluntad y no la mía padre amado,

Me arrodillo ante tanta nobleza padre amado,

Eres mi paz, mi tranquilidad,

Si me caigo me levanto por tu infinito amor,

Eres único padre amado, estas en mi corazón,

Gracias señor, gracias, solo te pido que me dejes

ser un instrumento de paz ante cualquier circunstancia difícil,

Gracias por ser la verdad padre amado ante este mundo de errores

Convierte la ofensa en perdón padre amado,

Gracias por ser la paz que vive y reina en mi corazón,

Convierte en alegría todas mis tristezas,

Rebosa mi corazón con tu infinito amor,

Envuelve mi alma y mi espíritu con tu paz padre amado,

Por tu gracia divina amado padre te estaré eternamente agradecido (a),

Acompáñame día a día en mi lucha contra las adversidades que se me presenten,

Camina a mi lado por siempre padre amado para

que me ilumines en cada paso que doy para que sean firmes,

Gracias por ser luz, paz y amor,

Gracias por permitir que tu único hijo Jesús muriera en una cruz por amor,

Gracias por esa paz que siento en mi corazón,

Gracias por estar presente en cada logro de mi vida padre amado,

Mi espíritu se siente feliz, sereno y tranquilo por tu paz,

Mi corazón y espíritu están en tranquilidad por tu amor,

En agradecimiento total por tu inmenso amor,

Por tu bondad y confianza, padre amado vivo y soy feliz,

La gloria infinita es para ti padre amado,

Disfruto la vida en paz, me entrego a tu voluntad señor,

Que tu presencia viva guie mis pasos y me muestre el mejor camino,

Que cada instante de mi vida este cargado de amor y fe grandemente,

De tu bondad, dame lo necesario para vivir eternamente en agradecimiento.

Amén.

Serenidad y tranquilidad para el alma en tiempo de tempestad

Cuando estamos verdaderamente en paz, en calma, podemos decir que nuestra alma, nuestro espíritu está tranquilo y lleno de serenidad. Siempre vamos a necesitar de una oración que nos purifique el alma, más en tiempos difíciles, donde con fe, viviremos confiados, por el inmenso amor que Dios nos da día a día, por su inmenso amor, por su bondad él nos hace vivir a plenitud y en paz.

En tiempos difíciles debemos mantener la paz, la calma y estar tranquilos, porque Dios estará haciendo a su voluntad, cuidando de nosotros, hacer una oración de la serenidad es bueno y esto purifica el alma, aunque en mis ojos visualicen otras cosas debo confiar en que Dios está haciendo algo a favor nuestro, nunca nos debemos sentir desamparados, mientras haya fe hay esperanza porque Dios nos da seguridad, él es amor.