Oración para la serenidad de los niños

¡Oh! Cristo resucitado que viniste al mundo por obra del Espíritu Santo. Recurro a ti en oración para solicitar la serenidad de mis hijos y de los niños del mundo.

Guíame en el camino para aceptar con paciencia y sabiduría toda acción ajenas a ellos y que pueda tener el discernimiento para cambiarlas.

Tú que eres grande y misericordioso, que nos enseñaste que el reino de Dios es para los que tenemos un corazón de niño. Dame tu luz para ver con claridad las cosas que con ojos de padre no puedo distinguir.

Muéstrame el sendero correcto que debo seguir para que mis hijos anden y permanezcan refugiados bajo tu sombra.

¡Oh! Glorioso Señor, otórgame el don de la serenidad para transmitirla a mis niños y que estos, la muestren a quienes conviven con ellos.

Que nada perturbe su alegría y que sean mansos y serenos a la hora de defender su verdad.

Tú que obedeciste y seguiste como ejemplo a tu madre la Inmaculada Virgen María. Llena de serenidad a todos los niños del mundo para que sean capaces de lograr su propósito en esta vida.

Eres el Rey de reyes y protector absoluto de cada uno de nosotros, me refugio en ti confiado de que has escuchado mi súplica.

Por ello, te doy gracias en esta hora. Tus bendiciones han sido infinitas y no tengo más que pedir que no sea la bienaventuranza de ver convertidos a mis hijos en personas de bien.

Que sus vidas este llena con tu sagrado espíritu y que crezcan motivados por la palabra de Dios padre. Amén.

¿Por qué debemos orar para la serenidad de los niños?

Dios siempre ha estado muy vinculado con los niños y la forma en que estos ven la vida. Una muestra de ello, es lo dicho por Cristo en más de una ocasión mientras predicaba. Recordemos el pasaje que dice: Dejen que los niños vengan a mí porque de ellos es el reino de los cielos.

Esto sin duda, nos hace pensar en cuán presente se encuentra Dios en nuestra vida desde la infancia. Que a su vez, es un llamado para que encomendemos a todos los niños a gozar de su presencia.

Tomando en cuenta este aspecto, hemos querido traer para ti la oración para la serenidad de los niños. Una súplica que te ayudará en todo momento, en sus cambios emocionales y de comportamiento.

Además, al pedir serenidad con fe, estamos evitando que nuestros hijos estén sujetos a cualquier tipo de perturbaciones. Por si fuera poco, si acostumbramos a orar con ellos, los estamos iniciando dentro del camino de Dios.

¿Cuál es el mejor momento para hacer esta oración?

La oración para la serenidad de los niños puede ser realizada en cualquier momento de la vida de nuestros hijos. Incluso cuando no sea necesario para asegurar que sigan el camino de Dios sin desviarse de sus propósitos.

Al ser una petición de los padres para la serenidad de los niños, una hora especial para recitarla puede ser al levantarse. Actuará como protección del día mientras no los tenemos al alcance.

Incluso, estaremos solicitando mansedumbre para que Dios actúe sobre ellos. Los guíe por la senda de la serenidad y puedan adoptar nuevas actitudes. No existe poder mayor al de Dios para que nuestros hijos y el resto de los niños sean abrazados dentro de la fe.

Recordemos que Bienaventurados los niños, porque de ellos es el reino de los cielo. Así pues, con la oración para la serenidad de los niños estamos asegurando una vida placentera para ellos desde su infancia. Ora y pide con fe, Dios está con nosotros y atiende a nuestras súplicas en todo momento.

Deja un comentario