Oración para la serenidad ante lo que no puedo cambiar

Jesús de la misericordia eterna, te pido en oración intercedas ante Dios, para que me otorgue la serenidad que necesito para aceptar las cosas que no puedo cambiar.

Antes que nada, te pido que me colmes de la más infinita y misericordiosa serenidad. Pero también, valor, fuerza y ganas de seguir adelante para corregir las que son posibles.

Dame la fortaleza y sabiduría que necesito para identificar lo que debo y no debo hacer.

Con tu sabiduría podré ver el camino correcto para afrontar los obstáculos y lo que debo resistir.

Derrama sobre mí la serenidad para sostenerme y no caer en la oscuridad y así, estar lleno de alegría y felicidad.

Que las noches, no sean tinieblas para mí, pero sí de total felicidad en espíritu de paz y alegría.

Permíteme vivir de noche y de día en permanente armonía. Sin los obstáculos ni adversidades que llegan con las tribulaciones.

¡Oh! Amado y Altísimo Dios, renueva mi corazón para ser más fuerte y valiente. De este modo, poder cambiar aquello que no puede ser cambiado.

Cuando en una penosa situación me encuentro recurro a ti. Y cuando me siento desvalido porque no logro tener el control, estoy seguro que me tomas en tus brazos para llevarme por un camino mejor.

Esta situación adversa la venceré junto a ti porque eres mi roca viva. No sé cómo empezar, pero tú me darás la señal para lograr el objetivo. Me ayudarás a no huir. Contigo podré enfrentar cada cambio que ocurre en mi vida.

Pongo mi futuro y mis plegarias en tus manos. Tengo la fe de que puedo cambiar todo en tu nombre sin que nada ni nadie salga lastimado. Por tu bondad agradecido estoy y en tu infinito amor me refugio. Amén.

¿Qué significa esta oración para la serenidad?

Con frecuencia, podemos sentirnos sumergidos en situaciones de incertidumbre que solos no podríamos cambiar. Sin embargo, la oración para la serenidad ante lo que no puedo cambiar  nos ofrece una salida inmediata a cualquier problema.

Es decir, nos da las herramientas necesarias para crear un vínculo espiritual entre nuestro Padre Todopoderoso y nosotros. Con la finalidad, de recibir la serenidad y fortaleza para vencer todo obstáculo que se nos presente en la vida.

La oración de serenidad también nos ofrece un refugio seguro bajo el manto protector de Dios. Que nos hace valientes para lograr cambiar lo que creemos no puede ser cambiado.

En este punto, aunque el miedo se manifieste, debemos estar seguros de que el enemigo al acecho no podrá alcanzarnos. La oración para la serenidad ante lo que no puedo cambiar es nuestra arma en el campo de batalla.

¿Cuándo y cómo hacer la oración?

La oración para la serenidad ante lo que no puedo cambiar está a disposición de cualquier en todo momento. No tiene hora ni un día especial para ser recitada. Podemos emplearla en situaciones adversas que requiere de alguna solución y pedimos a Dios que nos guíe.

También, podemos recurrir a ella  para mantenernos alejados de estos problemas y siempre estar amparados por el auxilio divido. Que a su vez, nos mantiene en presencia de Dios y se nos bendice con el don de la serenidad.

Por otra parte, nuestras decisiones enmarcadas en la sabiduría y la serenidad son un valor inspirador  que ilumina los caminos de nuestro día a día. Donde al crear un balance entre ambas, podemos lograr algunos cambios e iniciar una nueva vida en Cristo.

Por lo tanto, no pierdas la oportunidad de rezar la oración para la serenidad ante lo que no puedo cambiar y espera con fe la gracia que Dios a dispuesto para ti. Si gustas, al finalizar la oración, incluye un Padrenuestro, 3 Avemaría y Gloria.

Ofrécelos a Santa Rita o a San Judas Tadeo los abogados de las cosas imposibles y urgentes para que intercedan ante Dios y tu petición llegue pronto al cielo.

Deja un comentario