Oración de la serenidad alcohólicos anónimos

 

“Dios concédeme la serenidad

de aceptar las cosas que no puedo cambiar

el coraje para cambiar las que sí puedo,

y la sabiduría para conocer la diferencia;

vivir un día a la vez;

disfrutando un momento a la vez;

aceptando la dificultad como un camino hacia la paz,

tomar, como lo hizo Jesús,

este mundo pecador tal y como es,

y no como me gustaría que fuera.

Confiando en que tu harás que todas las cosas estén bien

Si yo me entrego a tu voluntad;

De modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida

E increíblemente feliz contigo en la eternidad.”

Amén.

Acerca del autor de la oración de la serenidad.

Este rezo de la serenidad ha sido atribuida a una gran cantidad de teólogos, filósofos y/o santos, entre los que podemos citar: Aristóteles, Cicerón, Marco Aurelio, San Francisco de Asís, San Agustín. La tendencia más popular fue acreditada a San Francisco de Asís, pero lo cierto del caso es que, en el año 2008, Fred Shapiro, quien era un especialista en investigar la génesis de las citas confusamente acreditadas a varias personalidades, aporta documentos previos al año 1942, cuya fuente procede de internet, no obstante supuso que Niebuhr de forma involuntaria le habría hecho algunas modificaciones a estos versos que han influido en la vida de tanta gente, debido a su conocimiento en el campo de la teología.

Ya en el año 2009, otro investigador denominado Stephen Goranson en su trabajo de investigación sobre dichos y frases ilustres, da un vuelco a la tesis de Shapiro, motivado a que encuentra un documento que data del año 1937, en el cual se devela que el Reverendo Reinhold Niebuhr, el estadounidense, teólogo evangélico, de la Unión Teological Seminary estadounidense; es el autor de la célebre Plegaria de la Serenidad. Dicho documento fue publicado en la Revista cristiana “The intercollegian and far horizon”, la cual hacía referencia primeramente al “coraje” y después a la serenidad, en sus primeros versos, de este modo:

“Señor, concédeme el coraje

Para cambiar todo lo que puedo cambiar,

Serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar

Y la sabiduría para conocer la diferencia entre una y la otra.”

Es relevante aclarar que tan importante hallazgo ha sido validado por muchos expertos en la materia, entre ellos Shapiro.

Alcohólicos anónimos (AA) y la Oración de la Serenidad

Esta Oración es recitada en Coro en las reuniones de AA, por considerarse que su mensaje es adoptado de manera individual y universal, por la sencillez de sus palabras y a su vez porque se adapta a la necesidad o problema de cada persona, e incluye dos elementos bien importantes en la vida de cada quien para ser feliz, como lo son la serenidad y el coraje, en la cual debemos asumir que así como tenemos limitaciones, también tenemos potencialidades que debemos practicar para lograr el equilibrio y la superación de las adversidades que desencadenan innumerables conflictos.

Bill W., autor del libro “Alcohólicos Anónimos” nos relata como uno de los primeros miembros de AA, vio la Oración de la Serenidad fue publicada en una nota necrológica en el diario New York Times, la cual llamó poderosamente su atención, por tal motivo recortó la nota de prensa y se la llevó a su oficina para que la leyera, como en efecto se hizo en presencia de quienes laboraban allí, al efecto, impactó tanto que fue impresa y compartida como lectura de reflexión en la reunión de AA, para ese entonces, se desconocía su autor, posteriormente, se imprimieron miles de ejemplares y se encuentra publicada en la Sala de reuniones de Alcohólicos Anónimos.

En 1944 Howard Robbins, pidió permiso para difundir la plegaria y se ha ido transmitiendo de generación en generación, a tal punto que ha sido impresa en folletos, gravada en placas, joyas, entre otros.

Deja un comentario