Oración para la serenidad al Dormir

Dios Padre Todopoderoso del cielo y la tierra, a tu mano derecha se sienta tu amado hijo el príncipe del universo.

Pido a todos los ángeles y a los santos, que me acompañen de día y de noche, y me ayuden a dormir.

Amado Padre, sé que tú mejor que nadie conoces mis problemas y como todo hijo en este momento hoy quiero acudir a ti para solicitar tu auxilio.

Gloriosa Santa Madre de Dios virgen María que te encuentras en los cielos. Envía a los ángeles, para que escuden mi alma en este momento donde la tempestad no me deja dormir y no da descanso a mi alma.

A ti Madre, abro mi corazón para que abunde la tranquilidad, la paz y pueda dormir sin preocupación alguna. Intercede por mí y deja todo en manos de Dios Todopoderoso para que se haga su voluntad.

¡Oh! Querido Padre celestial, inclina tu oído hacia mí y escúchame. Envía tu luz para que ilumine mis horas de descanso.

No permitas que las fuerzas del mal se apoderen de mí y me aparten de tu presencia.

Bajo tu amparo me cobijo y soy intocable porque haz enviado a tus ángeles para librar cualquier batalla con el maligno. Desde que estoy bajo tu protección mis noches no representan peligro alguno para mi alma.

¡Oh! Padre Eterno, concédeme una noche serena donde nada ni nadie tengan el poder de perturbar la paz que me regalas al dormir.

Todo tu mi Señor eres serenidad y tranquilidad. Haz llenado de paz mi ser entero y por eso te doy las gracias.

Confío en tu infinito poder y sé que tendré la oportunidad de ver un nuevo amanecer para seguir alabándote con mis acciones. Amén.

Oración para la serenidad y el descanso

La oración para la serenidad al dormir aviva nuestra relación con Dios después de haber cumplido con nuestras actividades rutinarias. Es una invitación a la reflexión, a meditar acerca los acontecimientos del día, pero sobre todo, de nuestras acciones.

Es posible, que nos lleguemos a sentir perturbados e inquietos por momentos. Como humanos somos débiles en nuestras acciones, caemos y pecamos con facilidad. Allí nos damos cuenta de lo importante que es pedir serenidad con fe para recibir la misericordia de Dios.

Por lo tanto, cuando hagamos la oración para la serenidad al dormir, debemos tener la firme confianza de que la protección de Dios está presente. Se manifestará en gloria y poder, y no permitirá que ningún mal nos aceche.

La devoción y la fe, fortalece nuestras creencias y nos reivindica espiritualmente para recibir la paz y la serenidad que proviene de Dios.

¿Qué nutre nuestro ser al dormir?

Cuando recurrimos a la oración para la serenidad al dormir creamos un triángulo equilibrado entre la fe, el descanso y el espíritu. Una armonía perfecta donde sentimos la obra protectora de Dios manifestándose.

Aunque es algo que es intangible al tacto, toda esta esencia y energía magnifica se apodera de nuestro cuerpo. Garantizando así, el descanso que nutre nuestro cuerpo para iniciar un nuevo día al terminar la noche.

Dios nos muestra de todas las formas imaginables su infinita misericordia, que solo es vista por quienes buscamos mantenernos en su presencia. En este sentido, la oración para solicitar serenidad en la noche es el alimento que necesitamos para vivir en el amor y la paz de Cristo nuestro Señor.

Por lo tanto, si buscas construir un mejor sueño acerca tus manos a tu corazón e invoca a Dios antes de dormir. Él es el orden perfecto que necesitamos para alcanzar nuestras metas y regocijarnos por lo bueno y lo malo que hemos tenido que afrontar.

Deja un comentario